Abono de las pensiones de alimentos al tiempo de la demanda de divorcio

María Adelina Martínez Paul

Defendemos tus derechos

Contáctanos ahora
679 761 091
adelinampaul@gmail.com

Abono de las pensiones de alimentos al tiempo de la demanda de divorcio

RETROACTIVIDAD EN EL PAGO DE LAS PENSIONES DE ALIMENTOS AL MOMENTO DE PRESENTACION DE LA DEMANDA DE SEPARACION, DIVORCIO O MEDIDAS A ADOPTAR EN SUPUESTOS DE UNION NO MATRIMONIAL.

 

El artículo 148.1 del Código Civil es claro, los alimentos habrán de ser abonados desde el momento de la interposición de la demanda.

Ahora bien, tratándose de pensiones alimenticias reconocidas en procedimientos matrimoniales o uniones de hecho, la doctrina de las audiencias estaba dividida, inclinándose muchas de las sentencias hacia la retroactividad, y otras todo lo contrario indicando que para ello están concebidas las medidas provisionales y las previas a la presentación de la demanda.

La sentencia del Tribunal Supremo de 26 de marzo de 2014 aclaraba la situación con apoyo en otras previas de 14 de junio de 2.011, 26 de octubre de 2011 y 4 de diciembre de 2.013, diciendo tajantemente que los alimentos en caso de reclamación judicial se deben desde el momento de la interposición de la demanda.

Si se cuestionase la eficacia de una alteración de la cuantía de la pensión declarada con anterioridad –sea por estimación de un recurso, sea en procedimiento de modificación de medidas- cada resolución desplegará su eficacia desde la fecha en que se dicte. Solo será la primera pensión que fije la pensión de alimentos la que podrá imponer el pago desde la presentación de la demanda, ya que hasta esa fecha no estaba determinada la obligación. Las resoluciones posteriores serán eficaces desde que se dicten, momento en que sustituyen a las anteriores, y ello por imperativo del artículo 106 del C.C., ya que los efectos y medidas previstas en el capítulo en que se incardina dicho precepto, terminan en todo caso cuando sean sustituidos por sentencia.

No cabe vincular la petición de efectos retroactivos de una sentencia en materia de alimentos a la previa solicitud de medidas provisionales o previas. Los efectos de una primera sentencia en materia de alimentos deberían retrotraerse por principio al momento de la presentación de la demanda, y aun con anterioridad, desde la preexistencia del vínculo familiar y por ende, de la obligación (Sentencia A.P.Pontevedra, Sección 6ª, 10.5.12).

Cabría decir más, incluso en cuanto a las sentencias que modifican o extinguen las pensiones de alimentos, el criterio de la irretroactividad no está exento de posibles excepciones:

  1. La primera de ellas aparece en supuestos en que se aprecie claro fraude de ley (6.4 C.C.) abuso de derecho o mala fe (7 C.C.) por parte del perceptor de la pensión, que muchas veces oculta su independencia económica, por poner un ejemplo.
  2. La segunda excepción tiene lugar cuando el hecho material determinante de un cambio en las circunstancias es indubitado, objetivo e indiscutible, es decir, cuando se puede apreciar el momento exacto en que ya no concurrirían los presupuestos para el devengo de la pensión establecida en la sentencia de separación, divorcio o medidas adoptadas en supuestos de unión no matrimonial (fallecimiento, matrimonio, cierre de un negocio, pérdida de un empleo etc).

 

En favor del efecto ex tunc de las sentencias de modificación o extinción de las medidas económicas se pronuncian las audiencias provinciales, como la de Navarra (5.10.09), que consideró que cuando la extinción de las obligaciones alimenticias resultare procedente en base a la existencia en un momento anterior, de una circunstancia manifiesta e indiscutible, se produciría una excepción a la regla general de la retroacción.

También la sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid, Seccion 24 de 24.2.11, en el mismo sentido, lo que tiene gran relevancia en conexión con los efectos que ello pueda producir en un procedimiento de ejecución de títulos judiciales en que se estén reclamando pensiones de alimentos.

2 comentarios - Deja un comentario
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *