CUSTODIO Y CAMBIO DE RESIDENCIA DE LOS MENORES.

María Adelina Martínez Paul

Defendemos tus derechos

Contáctanos ahora
679 761 091
adelinampaul@gmail.com

MODIFICACION DEL LUGAR DE RESIDENCIA DE LOS MENORES POR EL CUSTODIO

MODIFICACION DEL LUGAR DE RESIDENCIA DE LOS MENORES POR EL CONYUGE CUSTODIO

El progenitor custodio puede elegir libremente su residencia y circular por todo el territorio nacional en virtud de lo dispuesto por el artículo 19 de la C.E.
Sin embargo, toda vez que ello repercutirá indudablemente en la relación del otro cónyuge con los hijos comunes, o en el interés de los propios menores, es necesario el acuerdo de ambos, o en su defecto autorización judicial.
En definitiva, la cuestión afecta no solo a la custodia de los menores, sino también a la patria potestad, que siguen ostentando ambos progenitores, y que conlleva derechos y deberes para el no custodio, relativos a velar por los menores, y tenerlos en su compañía al menos durante el régimen de visitas establecido en el precedente procedimiento de separación, divorcio o regulador de las relaciones paterno-filiales en el caso de las parejas de hecho.
El cónyuge no custodio no puede ser excluido de modo indirecto e injustificado por la actuación unilateral del padre o la madre en cuya compañía cotidiana residan los menores, mucho más cuando dicha residencia habitual pretenda trasladarse fuera del territorio nacional y a larga distancia del mismo.
Si el cambio de residencia tiene lugar en la misma población o en poblaciones cercanas y con el mismo no se altera el régimen de visitas establecido en el previo procedimiento de separación, divorcio, o regulación de las relaciones paterno-filiales en el caso de las parejas de hecho, ni ello supone perjuicio para los menores, no parece existir obstáculo para el cambio de residencia.
Si ya se hubiese producido el traslado, se pueden adoptar las medidas que se estimen oportunas en interés de los menores de forma cautelar y urgente al amparo del artículo 158 del C.C., sin perjuicio de que con posterioridad los progenitores puedan instar el oportuno procedimiento de modificación de medidas definitivas.
Cuestión diferente es que el cambio de residencia suponga una alteración sustancial de las circunstancias que permita instar el oportuno procedimiento de modificación de medidas al amparo del artículo 775 de la L.E.C., bien para adaptar las visitas del otro progenitor a la nueva residencia, bien para modificar el régimen de custodia si se demuestra que el cambio ha sido caprichoso, injustificado, se causa perjuicio a los hijos, o en definitiva, se ha hecho un uso fraudulento del derecho del cónyuge custodio a ejercitar su derecho fundamental a la libertad de residencia.

Si la explicación te ha parecido útil, y sobre todo fácil de entender, estaré satisfecho, y te rogaría me lo confirmes. Un saludo para todos. Para ver más noticias, clickee aquí: Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *